Año nuevo, Diario nuevo.

Arca cerrada con llave, lo que cierra nadie sabe.

Veréis, aunque concurra con efectos retardados y ya muy entrado el año nuevo, he decidido que voy a empezar un diario. No es algo que me encante, quien no ha tenido un diario de pequeño….el mío duraba uno o dos meses y luego se perdía en la montaña de libros que ya no hacen falta para vivir.

Pero ese no es el caso, resulta que he decidido abrir un “Diario de mis penas”, así lo he bautizado. El porqué reside en que espero que dentro de algunos años me siente una tarde tan lluviosa como la que habrá dentro de unas horas y me dedique a leer las penas y sufrimientos que me asolaban a estas alturas de mi vida y pensar -joder, ahora soy mucho mas feliz- la verdad es que lo necesito.

Ayer, en medio de un monzón tropical, de una tormenta de agua, de unas lluvias torrenciales con viento encarnizado decidí que todavía no me había mojado lo suficiente y cogí mi paraguas en busca del diario perfecto. Finalmente, bañada en agua y con varios intentos de suicidio paragüil, lo encontré,me miraba con cara de no haber roto un plato, tenía un brillo tan exquisito que mis ojos se sintieron atraídos por las tapas llenas de color, y por supuesto, rosa.

En realidad a mi no me gusta el rosa, pero hay algunas veces en la(mi) vida en las que sólo puede ser rosa, os lo presento:

ApSzTObr7E7F-kFGMNpEc2IdYd_2M4LGflmKPUykxnmB

(por supuesto, el fondo frutal es el nórdico de mi cama)

Pues bien, en un alarde de emotividad e ilusión, ya despojada de las capas de agua y viento que cubrían mi ropa y con mi pijama-mono de leopardo insertado en el cuerpo y a su vez este mismo insertado debajo de mi nórdico, me salio de las narices escribir la primera pagina de mi diario. Me tumbe en cama y empecé a resumir el día de ayer de la forma mas cómico-dramática posible, que coño, no se como se escribe un diario pero el mio será el mejor de todos seguro. En serio, lo de las películas es un montaje, a mi me salió una letra de mierda. Veremos si dentro de muchos años entenderé lo que pone…

En fin, seguiré en mi empeño y que dure lo que tenga que durar, aunque para 17 euros de libreta, ya me puede durar mas de tres paginas!

Con esto también os explico un poco el abandono de este mi querido hogar. Últimamente estoy un poco hasta el coño de  todo lo que me esta pasando (a veces pienso que soy un poco gafe). La verdad es que no quiero transmitir un aura negativo al blog, a mi me gusta reírme de la vida, que para plasmar mis penas… ya tengo mi Diario!

Aquí sigo, porque como bien dije una vez, a cabezota no me gana nadie.

Eva.