Cronicas de una tarde lluviosa


De lo que una peli da para pensar.

Aprovechando que hace un día de perros y que estaba mas sola que la una,  he visto una película ñoña, una americanada de tres pares de cojones en la cual, una chica  que se define como “gorda , fracasada y sin futuro” trabaja en una importante revista. Resulta que la chica en cuestión presenta una idea para una nueva columna, que versa sobre respuestas a preguntas de mujeres de la calle(muy original) a su jefa hija de puta de talla 32, la cual le lanza el dossier a la cara argumentando que no cuela porque es una gorda de mierda y no va a llegar a ningún sitio.

Finalmente mediante potochop, la gorda, fracasada y sin futuro presenta la misma idea junto a una foto suya en la que pesa unos 50kg menos y enfunda una 34(y sobretodo no pareciendo ella)  . Ahora parece ser una gran idea y haciéndose pasar por esa tiabuena triunfa tanto que le hacen un libro.

Mientras tanto, planea con dos amigas ponerse a dieta y en el transcurso de la aventura , ademas de ponerse de cintura de avispa, conoce a un jefazo de la revista (forrado hasta arriba de pasta) del cual se enamora. El no sabe que ella es en realidad el nuevo fichaje de su propia revista y ella no sabe que el es el jefazo sino un “informático pringado”, porque sino…. no le habría hablado jamás ya que es una gorda, fracasada y sin futuro.

Seguidamente, en la presentación del libro ella se presenta exuberante, como si fuese cenicienta (también muy original) , ni siquiera el nuevo amor jefazo, al cual se folla, sabia que era ella quien se hacia pasar por la tiabuena. El se disgusta y se va y ella hace un drama enorme. La historia triunfa y la mala que le tiro el dossier a la cara se va a la mierda. Luego (Y MUY CURIOSAMENTE TAMBIÉN ORIGINAL) dan las doce y la chica se va porque esta muy triste porque aunque tuvo acogida, el amorcito esta enfadado. Entonces baja por una escalinata que no me recuerda a ninguna otra película, ve como la grúa se lleva su coche hermoso y pierde un zapato intentando correr detrás de la grúa, siempre y cuando teniendo en cuenta que lleva tacones de 40cm, que ademas uno lo tiró sin querer en el camino , reduciendo por tanto la carrera a los 10 metros lisos con un final de ¡recorcholis! Que mas puede pasar mal.  Entonces parece el príncipe azul por detrás y se lo coloca (el zapato, no el paquete porque sino quedaría de príncipe de ensueño guarrindongo) , se besan y fin.
¿A que viene todo esto? Pues buena pregunta. No lo se.

Yo estaba ahí viendo la película como una tonta y pensando en como esta tía gorda, fracasada y sin futuro se dejaba ir por culpa de una sociedad indecente que pisotea su mierda de vida y  pensé, joder todo seria mas lógico si en el proceso de la mierda a la fama no dejase atrás esos 50kg que le definían como persona.

Y todo, todo, todo esto viene porque luego pensé ¡coño, si yo tenia un blog que me gustaba un montón!, y aquí estoy.

Y diréis, todo este coñazo para decir esa mierda…

 Pues si.

Supongo que Eva ha vuelto.

¡YA ERA HORA!

Un beso,

Eva.

Anuncios

3 comentarios en “Cronicas de una tarde lluviosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s