Pies fríos, cortina caliente


De como una noche fría puede traer tantos recuerdos.

Muy señores míos, hace quince minutos tenia los pies tan fríos que los metía en un zumo de fresa y hacía helado. Un planazo si no estuviésemos muy cerca del cero, con lluvia torrencial y viento que pa’ que peinarse.

Total, que fui a meterme en la ducha a ponerme escalfáh porque no sentía los pies ni lo que los une a mi cuerpo… Salía el agua tan caliente que al final no se si era yo o un langostino (lo que está claro es que en bigotes no nos parecemos, aclaración, por si acaso). Pero eso no es lo importante. Lo realmente interesante de hoy es cómo calentando mis pies de Siberia me acordé de aquel día en el que me violó una cortina.

Recuerdo que me había metido en la ducha en un cálido verano, lo que en mi pueblo significa la chaquetita para la fresca de la noche, el pañuelito para el escote, otra chaquetita para las frioleras y ,si eso, un par de guantes para la ligera brisa que se levanta. Total que estaba yo saliendo de la ducha sin pasar frío, porque recordemos que era verano…. Cada uno tiene su estilo, en mi caso, saco una pierna, la seco, luego la otra. Luego el resto del cuerpecito y por último seco los piececitos tirando la toalla al suelo y haciendo que doy unas coces como un noble corcel de melena al viento y galopando por una playa repleta de tíos tremendos.

Total, que ya seca en su totalidad, procedo a agacharme para coger la toalla del suelo. Como tengo una flexibilidad de mierda, doblé ligeramente las piernas y una vez conseguí el objetivo (os recomiendo no fijar la imagen en vuestra mente), me erguí mas ancha que larga, cuando de repente……. La cortina de la ducha se me mete en el culo! ¡¡¡mon dieu!!!!!

SABIA QUE ALGÚN DÍA TENÍA QUE PASAR. 

Esa cortina color “vainilla de madagascar de subtono selvático de cascada natural en medio de una isla paradisíaca“(estoy segura que eso ponía la descripción de la caja el día que la compré)  llevaba mirándome lujuriosamente demasiado tiempo. Se le notaba el vicio en el cuerpo.

Y si, el desenlace fue dramático. Yo le dije que lo nuestro no podía ser mientras me la desincrustaba de entre mis hermosas nalgas.

Desde ese día no volvió a ser la misma. Ahora sigo con el mismo procedimiento de secado, pero con el culo orientado hacia el secador. Espero que él pueda soportar las tentaciones…o al menos que atine en otro lado ¿no?

A veces pienso que hay alguien grabándome desde fuera,a veces mi vida es una comedia…..

Eva.

Anuncios

2 comentarios en “Pies fríos, cortina caliente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s