Razones por las que debemos mandar a la mierda los propósitos de año nuevo.


Que alguien me lo explique, por favor. Quién me mandaría a mi pensar en que si; que este año cumpliré todos los propósitos de año nuevo. QUE ALGUIEN ME LO EXPLIQUE.

Solo quiero daros un consejo, no lo hagáis. Veréis porqué y me diréis: Joder Eva, que sabia eres (dando consejos, porque en lo que es la práctica, vaya estampa)..Vamos a ver, recapitulando:

  • Este año prometo ser una niña buena (cumplido, ese siempre lo cumplo porque obviamente soy un cielo)
  • Usar el blog que para algo lo abriste…  vaga (vale, este parece que lo estoy cumpliendo ¿no?)

Ya van dos. Señores ya van dos propósitos cumplidos y la cosa se pone seria.

  • Ir a Toledo. Todavía sin cumplir, se me ha metido entre ceja y ceja y la niña tiene que ir a Toledo. Esto es como ir a Fátima, mas o menos. A la espera de subvención y tiempo.

VALE, hasta aquí todo correcto.

Propósito numero cuatro:

VOLVER AL GIMNASIO.¡¡¡¡¡¡¡¿pero en que estaba pensando?!!!!!!!En contra de todo pronóstico, os vais a quedar helados, he cumplido.

Este jueves he ido a matricularme en un nuevo gimnasio vintage, que es lo que se lleva ahora (traducción: las máquinas del gimnasio pueden tener mas años que mi bisabuela). Pero eso no es lo importante.

Lo realmente fascinante es que hice de tripas corazón y al día siguiente (tampoco había que arriesgar y estrenar el gimnasio el mismo día) desempolvé el pulsometro y salí toda motivada por la puerta de mi casa.

Llegué al gimnasio, me inventé como funcionaba una elíptica destartalada y ahí estuve, si señor. una hora y cinco minutos dale que te pego. Haciendo Sprints como si de repente me hubiese convertido en corredora de élite. Me bajé de la elíptica temblando pero dije… –Bueno bueno, ya sabia yo que esta maquinaria no estaba tan oxidada.

Fue entonces cuando de motivada dije: –Si hombre, no me voy sin hacerme unas pesitas ( si es que ya me conozco…ya me conozco. Pa’que habré ido…)

Total, que engancho por banda a un monitor y le digo….vamos a ver, enséñame unos ejercicios rápidos que los hago y me voy.

Y el señor me mira como diciendo…pero esta puñetera bola de alcanfor donde va de motivada si mañana no se levanta.

Y claro, yo le dije… Que si, que si hombre, que soy una máquina.

ME CAGO HASTA EN MI ESTAMPA.

Total, que allá fui mas ancha que larga,botella en mano, a hacer unos ejercicios en esas máquinas vintage. Dos de tronco, cuatro de piernas, poquito para empezar.

El tío empieza a ponerme peso y yo no siento nada (pues si que tengo una mente sucia) , y en mi experiencia de muchos años de gimnasio de antaño, le digo…. Ponme más, ponme más.

Pues nada, salgo del gimnasio como una rosa. El monitor sigue mirándome raro. Como diciendo…esta no vuelve. ( A todo esto, es el típico tío que se maza de cintura para arriba. En el mostrador se le veía todo poderoso, pero cuando se levanta y lo veo bajar las escaleras con sus dos palitos por piernas, con  vaqueros supermegaextrapitillos, tobillito al aire y bambas blancas mas grandes que su cabeza, pensé morir de risa).

Total, que salí del gimnasio llegué a mi casa rompiendo la pana, pin-pan pin-pan me como el mundo blablabla.

Saluda el sábado. Me levanto motivadisima al lado de mi novio y le digo, pues aun me hacía otra sesión de gimnasio, vaya máquina. (El me mira con la cara de siempre de …tengo una novia perturbada, pero ya es costumbre).

Total que pasan las horas y ahora os cuento el motivo de porqué Eva no folló en todo el fin de semana. Y no es precisamente por no ser primer sábado de mes. Es más bien porque según avanzaban las horas empecé a dejar de poder moverme.

Y este es el motivo de porqué los propositos de año nuevo están para no cumplirlos. Tengo las peores agujetas de mi vida. Tanto que no puedo estirar las piernas y el roce de cualquier cosa con mis pechitos hace que me muera dolor (en realidad por los músculos que están debajo).

MORALEJA: con los propósitos de año nuevo lo único que conseguirás es llenar tu vida de ácido láctico, que tu vida sexual sea un fiasco, que tu pareja se ría de ti un mes entero y además de que el monitor con piernas de palito te mire con cara de ” te lo dije”.

GIMNASIO 1 – EVA 0

Continuara….

Ouch,

Eva.

Anuncios

Un comentario en “Razones por las que debemos mandar a la mierda los propósitos de año nuevo.

  1. A ver, es que has intentado cumplir con el propósito número cuatro de todo un año en un solo día. Error cuando se trata de comenzar en el gym. Hay que empezar poco a poco… pero eso seguro que a estas alturas ya lo debes haber aprendido. 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s